Los Meniscos II. Prevención

 

 

Bookmark and Share

 

Los Meniscos II  

 

Alfredo García  España- Diario Médico -

Kvitova

 

 

Técnica de prevención

 

El tenis es fundamentalmente un deporte de técnica.

 

Aunque la preparación física juega un papel importante en la construcción de los grandes campeones, un mal gesto técnico como un golpeo incorrecto de la pelota puede ocasionar lesiones frecuentes, sobre todo de codo y hombro.

Según el doctor Cristóbal Rodríguez, jefe de servicio del Hospital Monográfico de Traumatología y Rehabilitación de Asepeyo en Madrid, que ha participado en unas jornadas sobre lesiones del tenis, la cantidad de veces que se repiten los mismos gestos en los partidos y los entrenamientos hace que un buen control técnico sea la principal forma de prevenir lesiones.

Por eso, el tenista debe ser consciente de cuál es el mecanismo de cada golpeo, ya que es una medida más eficaz para esquivar cualquier dolencia que el propio descanso. "Si un deportista se recupera de una lesión pero vuelve a realizar los mismos gestos, la lesión volverá a aparecer", explica.

Una de las curiosidades de la patología del tenis es que en los profesionales son frecuentes las lesiones del hombro, mientras que en los aficionados lo son las del codo, especialmente la epicondilitis, también conocida como el codo de tenista.

El trabajo al que se somete a los músculos del manguito de los rotadores propicia la mayor parte de las lesiones del hombro, mientras que las de codo están determinadas sobre todo por defectos técnicos en el golpeo del revés.

 

Menisco

 

Ferrer

 

La rodilla también puede ser problemática en algunos momentos. La pieza de este complicado engranaje que sale peor parada es el menisco, al que los giros bruscos sobre la pista afectan de forma especial, según el doctor Pedro Guillén, presidente de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte.

Las escapadas de los tenistas hacia otros deportes de contacto, como el fútbol, explica algunas lesiones de este tipo. En cualquier caso, la lesión de rodilla más característica del tenis es el quiste de menisco externo de la rodilla opuesta a la mano dominante, que se daña por una posición forzada del pie en rotación.

 

 

 

 

Para Guillén, el hecho de que el tenis sea un deporte en el que no hay contacto es el principal factor que hace que las lesiones de la rodilla pierdan el protagonismo del que goza en otras actividades como el fútbol o el baloncesto.

"A diferencia que en estos deportes, el deportista puede tomar más precauciones para no lesionarse las rodillas, ya que está pendiente sólo de llegar a la pelota y golpearla, por lo que puede pensar en qué mecanismos pueden propiciar una lesión. Sin embargo, un futbolista tiene que pensar en regatear, luchar por un balón y muchos otros movimientos que hacen que pensar en la rodilla sea casi lo último", indica.

 

                   

 


 

Tenis Iberoamericano

Artículos Entrevistas Nutrición Links Salud Técnica Torneos